Paúl Miguel Ortega González BLOG
‘The Good Fight’

Bienvenidos a mi Blog.

En este espacio, les escribiré acerca de lo que más me place en esta vida y es el ¡buen comer! Les enseñare y también aprenderemos juntos de ricas recetas, acompañadas de claves que nos ayudaran a mejorar nuestras habilidades en la cocina.


‘The Good Fight’ | Paúl Miguel Ortega González


    The Good Fight se ha convertido en la representación de algo que siempre se comentaba de Alicia Florrick en The Good Wife: todo el mundo la llamaba “Santa Alicia” por aparecer públicamente siempre al lado de su marido, pero de santa tenía bastante poco.  La propia serie ha decidido meterse de lleno en temas muy de actualidad, por la actuación de la Casa Blanca en asuntos migratorios, en los propios escándalos del presidente. Cuando Alicia encontró la manera de utilizar su rabia y frustración es cuando empezó a crecer como personaje. The Good Fight ha seguido el mismo camino como serie en su segunda temporada.

    La primera temporada de ‘The Good Fight’ presentaba buenas credenciales para continuar el legado de ‘The Good Wife’ y, al mismo tiempo, labrarse su propio camino. En la primera temporada era interesante reencontrarse con esta ciudad donde el bufete de Adrian Boseman, el clima fomentado por  los medios y los asesinatos de abogados de Chicago, te dejan en un estado mental totalmente inestable. No sabes qué es verdad y qué no, Diane es uno de los personajes y resalta en el bufete la condición de privilegiada que muestra a una mujer blanca y rica, que siempre había calado muy bien en los círculos elitistas y progresistas con su discurso feminista pero que descubría otra dimensión de la discriminación en su nuevo despacho. Pero en esta segunda parece que los King finalmente han dejado de frenarse y estamos ya en una serie políticamente tan desatada como los titulares que se pueden leer cada día en los periódicos.

.


Comparte esté post:

Regresar