Paúl Miguel Ortega González BLOG
Supernatural

Bienvenidos a mi Blog.

En este espacio, les escribiré acerca de lo que más me place en esta vida y es el ¡buen comer! Les enseñare y también aprenderemos juntos de ricas recetas, acompañadas de claves que nos ayudaran a mejorar nuestras habilidades en la cocina.


Supernatural | Paúl Miguel Ortega González


    A pesar de que a primera vista puede parecer una serie más sobre fantasmas, y lejos de ser una obra maestra, tiene algún toque que recuerda a otras series que se definen en ese estilo de contenido, “Sobrenatural” ha conseguido engancharme e inquietarme gracias a la forma de presentar los casos: todos o casi todos los seres de los capítulos los presentan como las leyendas urbanas que son, es decir, como algo que podría tener algo de real.

    Un misterioso mensaje telefónico de su padre, que hace mucho tiempo que ha abandonado el hogar familiar, lleva a los hermanos Dean y Sam Winchester hasta California. Aunque no encuentran a su padre, descubren su diario, en el que intentan encontrar pistas que les ayuden a destruir al espíritu maligno que, según su progenitor, es el responsable de la muerte en extrañas circunstancias de la madre de los hermanos. 

    John en uno de sus peculiares cazas de espíritus desaparece; es el momento de demostrar todo lo aprendido. Sam y Dean Winchester emprenden una búsqueda con el diario personal de su padre como única información de su posible paradero. Un diario repleto de detalles acerca de sucesos extraordinarios y criaturas sobrehumanas. Por el camino salvarán personas inocentes víctimas de los sucesos paranormales y recolectarán pistas que les acercarán cada vez más a su padre.

    De ahí en adelante, todo se pone cuesta arriba mediante una gran variedad de casos: fantasmas, vampiros, hombres lobo, zombies, vudú, polimorfos, brujas, cancerberos, semidioses paganos, parcas, diablos y toda clase de criaturas deleznables contra los que los hermanos Winchester luchan a través de la geografía de Estados Unidos y Canadá, a bordo de su inefable Chevrolet Impala. Pero no tan sólo hay cabida para el horror, sino que puntazos de hilarante humor negro y referencias a la literatura y cine fantásticos


.


Comparte esté post:

Regresar