Paúl Miguel Ortega González BLOG
Iron Fist” Marvel y Netflix

Bienvenidos a mi Blog.

En este espacio, les escribiré acerca de lo que más me place en esta vida y es el ¡buen comer! Les enseñare y también aprenderemos juntos de ricas recetas, acompañadas de claves que nos ayudaran a mejorar nuestras habilidades en la cocina.


Iron Fist” Marvel y Netflix | Paúl Miguel Ortega González


    Quedaba conocer un superhéroe en el universo de Marvel de Netflix, ese que incluye nombres como Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage, y por fin le tenemos aquí. Se llama Danny Rand, en las calles le conocen como Iron Fist porque tiene un puño de hierro que puede con todo y, si tenemos en cuenta la calidad de su serie, no hacía falta que se presentase en sociedad.


    La asociación Netflix y Marvel ha generado cierto buzz de “televisión de calidad” en el género de superhéroes que para el que esto firma tiene demasiado de eso que llamamos "hype" cuando no lo traducimos como lo que realmente significa. Esto es, series con un gran seguimiento social media, a rebufo de la marca Marvel de cine, que funcionan mejor en el boca-oreja que cuando uno se sienta y disfruta de lo que está viendo.


    En noviembre de 2013 estos dos colosos del entretenimiento, Netflix y Marvel (que pertenece a Disney desde 2009), acordaron la producción de cuatro series de televisión dentro de la plataforma de contenidos y una miniserie-evento, The defenders, con todos los personajes presentados hasta la fecha, al más puro estilo de Los Vengadores (y con Sigourney Weaver como villana). El estreno de la serie Marvel / Netflix Iron Fist causó controversia porque la productora decidió apegarse a la apariencia física del personaje en los cómics y, aunque su origen cambió un poco, conservó todos los puntos clave.


    Así tenemos a Danny Rand, un millonario rubio de ojos azules que de niño sobrevivió a un accidente aéreo en los Himalayas en el que falleció su familia, y fue rescatado por monjes de la ciudad mágica K’un-Lun quienes lo entrenaron en artes marciales y creció para convertirse en Puño de Hierro, el defensor del mítico lugar.


    La controversia radica en que este origen está planteado firmemente en las historias de salvador blanco: un hombre caucásico, americano o europeo, llega a una cultura extranjera se convierte en su más grande héroe. Una trama vista con malos ojos en la actualidad.

    Para sus series de televisión con Netflix la gente de Marvel había estado aplicando una fórmula interesante, donde buscaba mezclar elementos de formatos comunes en esta clase de producciones para lograr un balance que se sentía fresco, o por lo menos interesante.


Así Daredevil tomaba la historia de un justiciero callejero y la combinaba con detalles propios del thriller y el procedural drama, Jessica Jones jugó con varios guiños hacía el film noir, y Luke Cage, a pesar de su ritmo irregular, funcionaba perfecto como una deconstrucción fresca del Blaxploitation.


    En Iron Fist vuelven a intentar el movimiento de la mezcla, pero los ingredientes se sienten desafortunados, ya que la serie podría resumirse como una suerte de drama de intriga corporativa con muchas escenas de kung-fu, y esa conjunción simplemente no pega.

    ‘Iron Fist’ ha tenido un considerable vapuleo crítico, pero no nos engañemos, más que una consecuencia, es un reflejo de desgaste de una fórmula que, de por sí, no estaba dando los resultados artísticos que pretenden hacer creer. Los problemas de narración a través de los primeros seis episodios puestos a disposición de la prensa les convierten en un farragoso ejercicio de fe en que se implora si la cosa se va a poner movidita en algún momento. Pero para serles sincero, se podrían omitir en su totalidad si no fueran necesarios como puente para ‘Defenders’.


    Creo que lo mejor que pueden hacer lo creadores de contenido adaptado es tratar de sacar un producto de calidad y ser respetuosos con las culturas que representan, y nosotros como consumidores debemos de tener la capacidad de juzgar cada caso de forma independiente y tomar nuestras decisiones.


.


Comparte esté post:

Regresar