Paúl Miguel Ortega González BLOG
El tirador

Bienvenidos a mi Blog.

En este espacio, les escribiré acerca de lo que más me place en esta vida y es el ¡buen comer! Les enseñare y también aprenderemos juntos de ricas recetas, acompañadas de claves que nos ayudaran a mejorar nuestras habilidades en la cocina.


El tirador | Paúl Miguel Ortega González


    Un francotirador, ex-marine muy condecorado, vuelve a la acción para defender al presidente de su posible asesinato, sin saber que le han tendido una trampa. Bastante buena la serie y muy entretenida y muy visual no defrauda porque los personaje te los crees un poco ensalzando el uso de armas para protegerse pero me preocupa que no sea situaciones naturales esta gente no come no duermen no tienen vida social es un argumento muy manido en las series americanas entran e organismo oficiales con pasmosa facilidad un poco no creíble pero bastante entretenida.

    La fiebre de Hollywood por comprar únicamente proyectos ya probados provoca situaciones tan extrañas como encontrarse con un título como Shooter (El tirador) en nuestras televisiones. Algunos quizá ni se acuerden de Mark Wahlberg disparando a distancia pero ahora tendrán una segunda oportunidad cambiándole los rasgos por los de Ryan Phillippe, ese actor que tuvo suerte en los noventa con sus genes (Crueles intenciones, Studio 54) y que ahora está en un segundo plano como manda su talento interpretativo.

    Phillippe encarna otra vez a Bob Lee Swagger, el personaje creado por Stephen Hunter y protagonista de una saga de novelas, un experto francotirador que debe evitar un complot contra el presidente de los Estados Unidos. Mejor no digamos demasiado que es mejor sorprenderse con el desarrollo. Y, una vez visto el primer capítulo, emitido por Netflix, ofrece exactamente aquello que debería: respeto y fascinación por las armas.  

    El que da vida a Bob Lee Swagger. Pero la sensación, en esta ocasión, que te deja Shooter: El tirador no es divertida. O sí, dependiendo de los gustos. El piloto es la fiel representación del respeto y la fascinación por las armas propias de la Asociación del Rifle. Ese, más o menos, es el debate oculto que plantea la serie. Cada vez más numerosa y significativa que ve las armas no como una herramienta para sobrevivir en el día a día, sino como un perverso derecho fundamental. Y las armas lo cambian todo. Las balas, como los recuerdos, son para siempre.

.


Comparte esté post:

Regresar